VaginoplastÍa

Con la abdominoplastia se consigue un abdomen más firme, plano y una cintura más estrecha.

 

El tipo de candidata difiere según el tipo intervención (estrechamiento o ampliación). 

Podemos distinguir como potenciales candidatas a:

  • las mujeres que tengan la sensación de tener el canal vaginal ancho, dificultando las relaciones sexuales con unas penetraciones que “flotan” y gases vaginales
  • las mujeres que sufren de una apertura del canal vaginal anormalmente grande, dificultando la realización de actividades diarias sencillas (vagina que se llena de agua durante el baño…)
  • las mujeres que sufren de una vagina anormalmente distendida, con laxitud o hiperlaxitud vaginal, con una vulva alargada o demasiado abierta
  • las mujeres que hayan tenido una episiotomía
  • las mujeres que desean vivir una sexualidad más plena
  • las mujeres que temen una evolución de su caso hacía un prolapso
  • las mujeres con incontinencia
  • las mujeres con un canal vaginal demasiado estrecho
  • las mujeres que sufren de vaginismo, impidiendoles vivir una vida sexual normal por causa del dolor

Procedimiento de la vaginoplastia:

La vaginoplastia completa, se trata de una intervención rápida que dura aproximadamente 1 hora. En un primer tiempo, el cirujano procede a tensar los músculos para que la estructura sea más sólida. Luego, une los bordes de la piel del canal vaginal para encogerlo y estrecharlo. Esto también le permite corregir una posible cicatriz de episiotomía.

La vaginoplastia de ampliación:

Se trata nuevamente de una intervención simple, en la que el cirujano se encarga de debilitar los músculos del perineo y de realizar una plastia cutánea cuyo propósito es ampliar la vulva.

¿Cómo es el postoperatorio?

Los expertos informan que el dolor después de una vaginoplastia es muy fácil de llevar y soportable con analgésicos. Pueden aparecer moretones, pero desaparecerán solos en unos pocos días.

Es importante que lleves una higiene íntima impecable. También te aconsejamos llevar ropa holgada y un protector higiénico durante los primeros días para evitar el roce.
Los puntos de sutura son reabsorbibles y desaparecerán solos después de 10 días.


Puedes retomar una actividad profesional después de 5 o 6 días siempre que no tengas un trabajo físico, así como una actividad sexual progresiva después de unas 6 semanas.

Open chat
¿Dudas?
¡Hola! En que podemos ayudarte?
Powered by