Otoplastía

La otoplastia permite pegar las orejas y corregir la separación, también consigue una remodelación del cartílago que en muchas ocasiones no se ha desarrollado ni se ha plegado correctamente.

La otoplastia es una operación cuyo propósito es corregir la posición de las orejas separadas, acercándose a la cabeza. También es una intervención que puede reducir el tamaño de las orejas grandes.


La otoplastia permite pegar las orejas y corregir la separación, también consigue una remodelación del cartílago que en muchas ocasiones no se ha desarrollado ni se ha plegado correctamente. Si es necesario, también se pueden remodelar algunos cartílagos o los lóbulos para modificar de esta manera la forma de la oreja.

¿Cómo se realiza la cirugía de la otoplastia?

La otoplastia se puede realizar en adultos y adolescentes bajo anestesia local y sedación, mientras que en niños más pequeños se recomienda anestesia general.

Cada cirujano tiene su propia técnica y la adaptará de acuerdo con su caso personal y lo que él cree que es la mejor opción. El procedimiento dura de 30 minutos a 1 hora para cada oído y se realiza de forma ambulatoria. Aquí están las líneas generales de una otoplastia:

  • Durante la operación, se realiza una incisión en la parte posterior de la oreja, en el pliegue natural y se deja una cicatriz que quedará bien escondida, incluso invisible.
  • El cirujano realiza una disección para quitar la piel y acceder al cartílago.
  • A continuación, remodela el cartílago. El objetivo es recrear o mejorar los relieves naturales, a veces, el cirujano debe eliminar el exceso de cartílago antes de volver a colocar la oreja y colocar el bolsillo del cráneo. En el caso de una reducción en el tamaño de los oídos, el cirujano también puede hacer esta corrección en ese momento.
  • Después comprueba que las orejas son simétricas y coloca los puntos con hilos absorbibles.
  • Finalmente, coloca las vendas.

¿Cómo es el postoperatorio?

El paciente abandona la consulta con un vendaje alrededor de las orejas que se quitará al día siguiente. Los primeros días, las orejas están magulladas y pueden mostrar signos de edema, estos signos desaparecen después de aproximadamente una semana. El paciente debe evitar dormir de lado durante las dos primeras semanas y llevará una cinta elástica más ligera para evitar que la oreja se doble y los puntos internos se aflojen.


Los oídos serán más sensibles a los cambios de temperatura durante los primeros dos meses, ya que pueden volverse más cálidos y más rojos. Debes evitar el sol y usar gafas hasta que la sensibilidad sea normal. Esto suele suceder entre el primer y el segundo mes. Es normal que durante las primeras semanas la zona de la cicatriz esté roja e incluso puede notarse dura al tacto, por lo que se deben realizar los masajes indicados por el cirujano para una correcta cicatrización.


En la mayoría de los casos habrá una cicatriz mínima, oculta detrás de la oreja. Sin embargo, la cicatriz final se puede evaluar después de 6 a 12 meses y depende de la incisión del cirujano, el logro de puntos de sutura y el respeto por el cuidado postoperatorio.
La recuperación es muy rápida y el período postoperatorio se tolera fácilmente porque es un procedimiento indoloro.

Open chat
¿Dudas?
¡Hola! En que podemos ayudarte?
Powered by