Lifting Facial

La tensión de la piel de la cara y cuello para reducir las arrugas y la laxitud de la piel. El objetivo del estiramiento facial,, es rejuvenecer y mejorar la cara estirando la piel y los músculos faciales

El estiramiento facial también se conoce como ritidectomía, ritidoplastia o incluso face lift. La palabra “lifting” en inglés significa “levantar” y esta técnica quirúrgica consiste, por un lado, en el posicionamiento correcto de las estructuras faciales que con el tiempo adquieren un aspecto opaco y caído y, por otro, en la tensión de la piel de la cara y cuello para reducir las arrugas y la laxitud de la piel. El objetivo del estiramiento facial,, es rejuvenecer y mejorar la cara estirando la piel y los músculos faciales. El lifting facial no puede detener el efecto del envejecimiento, pero con este procedimiento, se pueden mejorar los signos más visibles.

¿Cómo se realiza el lifting facial?

Como cualquier otro procedimiento de cirugía estética, los liftings faciales siempre deben realizarse en una sala de operaciones equipada. La cirugía de estiramiento facial se realiza bajo anestesia general o anestesia local con sedación, según las indicaciones del cirujano. El procedimiento dura aproximadamente 2-3 horas y generalmente se requiere una noche de hospitalización.


Los médicos indican que para realizar esta cirugía, el cirujano procede a separar la piel de la grasa y el músculo interno, recolocando las estructuras faciales y eliminando el exceso de grasa y de piel de la cara. Esta grasa se puede succionar del mentón y de los alrededores del cuello. Posteriormente, el cirujano aprieta el músculo y la membrana oculta o subyacente, luego hala entonces la piel y a continuación remueve el exceso. Luego, el cirujano asegura las capas de tejido y procede entonces a cerrar las incisiones.


Una vez finalizado el procedimiento quirúrgico, se aplican vendajes compresivos pero suaves, que pueden mantener la compresión del área tratada para reducir la hinchazón y, al mismo tiempo, proteger las heridas.

Diferentes tipos de liftings faciales

Actualmente, existen diferentes tipos de liftings faciales, cada uno de los cuales permite actuar sobre las imperfecciones causadas por el envejecimiento con técnicas y resultados ligeramente diferentes, diseñados específicamente para algunas áreas específicas de la cara y el cuello.
Veamos más en detalle qué técnicas existen:

Lifting temporoauricular: También llamado “lifting de rejuvenecimiento”, esta es la técnica de elevación clásica descrita en la sección anterior, que, sirve para corregir la relajación de los músculos de la cara y el exceso de piel que causa el aspecto envejecido de la cara.

Lifting medio: se conoce como un estiramiento de mejillas, porque apunta a levantar los músculos y la piel de las mejillas. Además, permite definir el área mandibular, realzar los pómulos, eliminar arrugas de los surcos de la nariz labial y arrugas de marioneta.

Mini lifting facial: es un levantamiento no invasivo sin desprendimiento. Esta técnica es menos invasiva que la técnica tradicional de levantamiento temporo-auricular, que permite reposicionar la piel de la cara y el cuello que ha cedido, pero sin ningún desprendimiento de la piel y con incisiones menores. El resultado es inmediato, la recuperación postoperatoria es mucho más rápida y los posibles riesgos son menores.

Lifting coronal o coronario: La intervención se basa en un tiro vertical de la piel que causa las arrugas de la frente. Hoy en día este procedimiento se usa principalmente para elevar la línea del cabello, ya que para las arrugas frontales se prefiere recurrir a la infiltración de toxina botulínica

Lifting endoscópico: Este procedimiento de estiramiento facial se realiza con la ayuda del endoscopio, un instrumento médico que consiste en un tubo óptico equipado con una microcámara de 4 mm que, sirve al cirujano para seguir la operación a través de Imágenes que son tomadas por el endoscopio y proyectadas en una pantalla. Los objetivos y resultados son similares a los del lifting facial tradicional, pero esta técnica tiene la ventaja de evitar cicatrices grandes.

Lifting temporal o levantamiento de cejas: El objetivo de este procedimiento quirúrgico es elevar los arcos de las cejas, dando mayor visibilidad a los ojos y haciendo que el aspecto sea más expresivo. Esta es una intervención que no está directamente vinculada a una necesidad de rejuvenecimiento. Las incisiones se hacen por encima de las sienes y están ocultas por el pelo. Se utiliza para elevar las cejas que tienden a caer o los párpados superiores demasiado caídos, o para cambiar las cejas demasiado cerca de los ojos o para ampliar el tercio de la cara. La característica principal del lifting de cejas es su particular nivel de personalización, que el cirujano puede adaptar a las necesidades de sus pacientes.

Lifting cervical o Lifting de cuello: Este procedimiento se utiliza para reducir el mentón doble debido al exceso de piel, para corregir arrugas y surcos verticales del cuello o arrugas horizontales del cuello. El levantamiento de cuello a menudo se combina con un lifting facial u otros tratamientos de rejuvenecimiento. La intervención implica la eliminación del exceso de piel y la elevación y el reposicionamiento de la porción muscular del cuello. Las cicatrices son apenas visibles y se localizan en el área periauricular o en la parte posterior del cuello.

¿Cómo será el postoperatorio del lifting?

Tras la cirugía estética, el paciente deberá prestar mucha atención al cuidado facial y capilar y deberá seguir con precisión todas las instrucciones específicas proporcionadas por el cirujano.
Es esencial descansar, al menos durante la primera semana, y dejar que el cuerpo utilice toda su energía para el proceso de curación. El dolor postoperatorio es mínimo y dura entre 24 y 48 horas, al principio, tu cara puede parecer un poco extraña, pero es un efecto debido a la inflamación postoperatoria. Además, los movimientos faciales pueden ser un poco más lentos de lo habitual y algunos moretones pueden tardar entre 2 y 3 semanas en reabsorberse por completo.
Durante la primera semana es importante evitar bajar la cabeza, por ejemplo, para recoger algo del suelo o cuando necesite atarte los zapatos. En estos casos, los médicos recomiendan bajar cuidadosamente doblando las rodillas y manteniendo la cabeza y el cuello en posición vertical. Se debe evitar cualquier esfuerzo físico, incluso en caso de estreñimiento.
Durante las primeras 2 semanas, recomendamos no usar ropa de cuello alto o cuello estrecho para evitar irritar el área tratada. Para la higiene diaria, es recomendable lavarse suavemente la cara con un jabón suave y con la ayuda de una esponja, evitando la presión sobre las suturas. Después de al menos 7 días después de la cirugía, se puede aplicar maquillaje en la cara.
El período de reposo o post-operatorio requerido por los pacientes de esta cirugía, en condiciones normales es de aproximadamente unos 15 o 20 días. convalecencia.
Se deben evitar absolutamente las saunas, las piscinas, la exposición al sol y las lámparas de bronceado durante al menos 3 meses después de la operación de lifting facial.

Open chat
¿Dudas?
¡Hola! En que podemos ayudarte?
Powered by