Blefaroplastía

Con la blefaroplastía se consigue eliminar los párpados caídos, las bolsas de los ojos y las ojeras, según el caso y la necesidad de cada paciente.

La cirugía de párpados es una cirugía estética para estirar la piel alrededor de los ojos. Con la blefaroplastia se consigue eliminar los párpados caídos, las bolsas de los ojos y las ojeras, según el caso y la necesidad de cada paciente. También se puede extraer grasa y trabajar con el músculo inferior y superior. El objetivo de la blefaroplastia es recuperar la vitalidad y eliminar el efecto de cansancio, rejuveneciendo la mirada. La blefaroplastia no es una cirugía para eliminar las patas de gallo, ni las arrugas; tampoco se realiza para levantar las cejas, pero sí se puede realizar en conjunto con otras cirugías para conseguir el efecto rejuvenecedor que se desea.

La blefaroplastia puede ser superior o inferior y corrige:

  • El exceso de piel que impide ver bien
  • La grasa sobrante del párpado superior
  • La apariencia cansada
  • Las bolsas y ojeras

¿Cómo se realiza la blefaroplastia?

La blefaroplastia se debe realizar en un quirófano. Es una cirugía ambulatoria por lo que generalmente, puedes ir a casa después de unas horas de observación. Se realiza bajo anestesia local más sedación, en algunos casos bajo anestesia general, pero es una preferencia del cirujano o del paciente. En el primer caso, el paciente se siente relajado y los párpados quedan insensibles a cualquier dolor. En el segundo caso, el paciente permanece dormido durante la operación.

La cirugía de párpados dura entre 1 a 3 horas, es más larga si se realiza algún otro procedimiento complementario. Después de la cirugía se aplica una pomada oftalmológica y apósitos con suero fisiológico muy frío para ayudar con la hinchazón y las posibles molestias. Los pacientes pueden volver a su vida normal a los 10-12 días tras la cirugía.


Cuando los pacientes son tan jóvenes que solo tienen exceso de grasa, se realiza una blefaroplastia transconjuntival de párpados inferiores. Con esta técnica, la incisión se realiza dentro del párpado, por lo tanto, no queda una cicatriz visible. Esta blefaroplastia no se realiza si también hay que eliminar un exceso de piel. El corte sana entre 3 y 4 días.

Resultados

En el caso de la blefaroplastia tradicional, las cicatrices pueden estar rosadas durante unos meses, después irán desapareciendo y cambiando de color hasta ser casi imperceptibles. La blefaroplastia brinda un aspecto más joven, sin cansancio y estos cambios son permanentes en la mayoría de los casos. La blefaroplastia no puede detener el envejecimiento natural, por lo que no tiene una duración concreta. Sí que permite rejuvenecer el aspecto facial inmediatamente, pero su duración no tiene fecha límite.

Open chat
¿Dudas?
¡Hola! En que podemos ayudarte?
Powered by